Carmen Salas
Si decides comprometerte a leer en familia, descubrirás el placer de leer junto a tus hijos, de comentar juntos lo que se ha leído. Puedes usar cualquier tipo de texto, los libros disponibles en casa, los préstamos de la Biblioteca Escolar o de la Biblioteca Pública. 


No les dejes leer solos. La lectura debe ser parte natural de la vida familiar.